Apps de mensajería instantánea: las silenciosas devoradoras de tus datos móviles

Su propia utilidad las convierte en una de las principales culpables de que te quedes sin datos antes de que acabe el mes. Sin embargo, es posible solucionar este problema sin tener que deshacerse de ellas. Sales por la mañana tranquilamente de casa y coges el coche o tomas el transporte público para ir al […]

Su propia utilidad las convierte en una de las principales culpables de que te quedes sin datos antes de que acabe el mes. Sin embargo, es posible solucionar este problema sin tener que deshacerse de ellas.

Sales por la mañana tranquilamente de casa y coges el coche o tomas el transporte público para ir al trabajo. A mitad de camino, mientras esperas que el semáforo se ponga en verde o venga el siguiente autobús, coges el móvil para echar un vistazo a algo y ¡bum! Te das cuenta de que en cuestión de minutos algo ha hecho desaparecer todos los Megas que te quedaban aún por consumir en tu tarifa de datos ¿Cómo ha podido ocurrir?

¿Te suena esta situación? En primer lugar deberías plantearte si realmente tienes un plan de datos adecuado a tus necesidades. Configura tu tarifa aquí y decide si es hora ya de renovar tus condiciones de contratación de fibra y móvil.

De todas formas, a menos que dispongas de un plan de datos ilimitados, nunca está de más saber qué es exactamente lo que acaba tan rápido con nuestros Gigas y cómo solucionarlo.

Las fotos y vídeos de las vacaciones de tu tía pueden ser la causa.

Y es que WhatsApp, Messenger y similares son auténticos devoradores de datos por muchos motivos. Por suerte, es fácil ponerle remedio a esto sin sacrificar excesivamente su utilidad.

En primer lugar, estas aplicaciones suelen tener activado por defecto la descarga automática de archivos multimedia. De ahí lo de que tu tita, sin mala intención, pueda hacerte semejante faena con unas inocentes fotos. Es fácil resolver este problema si configuramos estas apps específicamente para que nos pidan permiso antes de iniciar las descargas.

Tampoco está de más estudiar si hay opciones en los ajustes que permitan en ahorro de datos, como por ejemplo la que ofrece WhatsApp: Uso reducido de datos. Aunque debes tener en cuenta que esto implica sacrificar ligeramente la calidad de las llamadas a través de la aplicación.

Por último, recuerda que el hecho de que recibas notificaciones y nuevos mensajes de forma instantánea significa que la aplicación está usando datos para mantenerte actualizado en todo momento. Debes decidir si realmente te compensa tenerlas instaladas o no.

Con estas recomendaciones y un poco de sentido común, evitarás futuros disgustos con tus seres queridos y sorpresas desagradables.

Apps de mensajería instantánea: las silenciosas devoradoras de tus datos móviles
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar