Entorno virtual: el aliado tecnológico de la educación de hoy

La combinación de la educación presencial con el modo remoto de aprendizaje se volvió necesaria y masiva tras la aparición del Covid-19, pero muchas instituciones la siguen eligiendo, aún luego de la crisis sanitaria.

Para complementar los encuentros físicos entre alumnos y docentes, se desarrollaron herramientas tecnológicas que colaboran con la enseñanza haciendo posible el aprendizaje a distancia.

El entorno virtual es un paquete de software que garantiza la interacción entre educadores y estudiantes, donde éstos pueden acceder a programas, contenidos, material bibliográfico y ejercicios en el ámbito digital. Les permite enviar y recibir correos electrónicos, leer textos del docente y otros alumnos, interactuar en foros, descargar archivos y navegar por sitios. E incluso, crear páginas web y cursos en línea.

La tecnología al servicio de la educación

La pandemia ha obligado a estados e instituciones educativas a improvisar nuevas modalidades de enseñanza para garantizar la escolarización durante la etapa de aislamiento y distanciamiento social. En ese contexto de emergencia, la tecnología se presentó como el mejor aliado para reemplazar el aula tradicional y permitir el vínculo entre docentes y alumnos.

Esta experiencia permitió el desarrollo de ámbitos digitales cada vez más diversos y específicos, adecuados a las necesidades de escuelas, universidades e institutos de enseñanza. La aparición de los entornos virtuales resolvió un problema urgente, pero también demostró que pueden permanecer como recursos útiles para optimizar el aprendizaje y mejorar la propuesta y experiencia formativa.

El entorno virtual permite a los docentes compartir contenidos teóricos y tareas prácticas desde cualquier ubicación geográfica y en cualquier momento del día y los alumnos pueden acceder a todo ello con la misma flexibilidad. Pero además, acompañan los avances y las modalidades de la época y replican sistemas que luego los alumnos van a vivenciar en sus futuros trabajos. Organizaciones de todo el mundo utilizan soportes similares.

Las herramientas del entorno virtual

Los establecimientos educativos y/o los docentes pueden diseñar el entorno virtual según las necesidades y los objetivos académicos estipulados, involucrando las herramientas que considere adecuadas para alcanzarlos. En ese sentido, las opciones del software son diversas.

  • Material de estudio: publicación de material vinculado con los contenidos.
  • Guía docente: los alumnos pueden ver los ejes temáticos y el sistema de evaluación.
  • Calendario: el estudiante tiene acceso a las fechas de eventos, actividades, exámenes y entregas de trabajos.
  • Tareas: el docente puede entregar las consignas y comentar y calificar los trabajos entregados por los alumnos de manera virtual.
  • Aviso de exámenes: el profesorado puede convocar a los alumnos a exámenes oficiales a través de un correo electrónico, mensaje de texto o una aplicación específica de la institución académica con su firma electrónica.
  • Realización de exámenes: las pruebas pueden ejecutarse de manera online, sincrónica o asincrónica, evaluarse en red y visualizar notas, correcciones y comentarios.
  • Publicación de calificaciones: el profesorado califica al alumno y éste puede ver su nota.
  • Chat: espacio de conversación para todos los alumnos y docentes de curso.
  • Foros: un espacio para el debate y la discusión relacionados con la asignatura.
  • Videoconferencia: el entorno brinda la posibilidad de realizar videoconferencias en red para asesoramiento, tutorías, seguimientos y reuniones.
  • Correo electrónico: permite el intercambio de información.
  • Mensajes privados: una vía de comunicación entre el alumno y el profesor donde se realizan consultas, se evacúan dudas y se brinda y recibe asesoramiento académico.
  • Actas: el profesorado puede cumplir con las actas correspondientes con su firma electrónica.

Las ventajas del entorno virtual

Sin desmerecer a la funcionalidad de las aulas tradicionales, la virtualidad volcada a la educación ofrece ciertas ventajas que la hacen atractiva y útil. Permiten organizar la vida personal con la académica y estudiar desde el confort del hogar. Además de que un alumno puede inscribirse y cursar una capacitación de otro país sin ningún impedimento.

Al estar disponible las 24 horas, los docentes pueden actualizar el entorno virtual e incorporar material en cualquier momento, mientras que los alumnos pueden acceder cuando les convenga. Supone un ahorro en tiempo, teniendo en cuenta que ninguna de las partes debe trasladarse hasta el establecimiento educativo, y dinero, porque evitan costear el transporte o combustible necesarios para desplazarse.

Por otro lado, permiten una comunicación e interacción permanentes entre profesores y alumnos e impulsan el autoaprendizaje, ya que el estudiante dispone de los recursos para incorporar los conocimientos que desee, más allá de los exigidos por el plan de estudio. Finalmente, facilitan aumentar las capacidades de ambas partes en materia de tecnología y medios digitales, necesarias en estos tiempos para otros aprendizajes y futuros desempeños laborales.

Usos del entorno virtual

Si bien el entorno virtual se ha vuelto mucho más utilizado a partir de la pandemia de Covid-19, es implementado desde hace años por instituciones educativas y por plataformas de todo el mundo dedicadas a la educación a distancia. Así, puede funcionar como complemento del aprendizaje tradicional presencial y usarse como ambiente único de enseñanza.

Como parte de un aprendizaje híbrido, el entorno virtual pone al alcance del alumnado el material necesario para completar y enriquecer los encuentros cara a cara con el docente. Pueden, por ejemplo, obtener contenido digital para estudiarlo y exponerlo en la clase presencial de la siguiente semana.

También brindan información sobre programas, horarios y exámenes; y permiten al alumno hacer consultas y pedir asesoramiento al docente y otros estudiantes en todo momento, resolviendo cuestiones para las que, de otro modo, deberían esperar al encuentro con el profesor.

En la modalidad de educación a distancia, el entorno digital es el espacio único de aprendizaje. Allí se concentra todo lo necesario para que el estudiante pueda aprender, por eso el diseño y la selección de contenidos, tareas y vínculos a sitios y foros son fundamentales. Los docentes deberán tener en claro cuáles son las herramientas con las que el alumno debe contar para alcanzar el objetivo académico predeterminado.

La era digital plantea desafíos constantes pero interesantes. En el contexto actual, la educación debe avanzar al ritmo de la tecnología para poder seguir cumpliendo su función esencial.

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar