Escrito por Tendenzias

Squba, el coche anfibio será presentado en el mes de marzo

El otro día estaba sentado en el sofá tranquilamente, viendo la televisión, y de repente veo un coche que funcionaba no solo en la carretera, sino también en el agua. “¿Qué clase de magia negra es esta?”, pensé. Pero no era magia negra. Simplemente era Scuba, un coche anfibio de lo más molón.

squba
Como os digo, en un primer momento pensé que se trataba de una película de James Bond o algo, pero luego me puse a investigar y caí en cuenta de que era un coche anfibio que realmente existe. Ya sé que existen prototipos de coches sumergibles, sí, pero este me gustó de verdad.

Squba, el coche anfibio

Se llama Squba y será presentado en el mes de marzo en el Salón del Automóvil de Ginebra, según anunció el propio diseñador del coche.

El coche es increíble, es descapotable y es propulsado por motores eléctricos que le permiten que se sumerja hasta 10 metros. Viendo el vídeo que les presentare al final, pensé que el coche iba a cerrase en la parte de arriba para que no entrara el agua, pero me encuentro con que esto no es posible, porque la idea de que el coche fuera descapotable es porque al sumergirse, no habrá presión como si hubiese sucedido si el coche estuviera completamente cerrado. Fijaos en el siguiente video cómo funciona.

Otros vehículos anfibios

Squba es una de las grandes esperanzas dentro de los coches anfibios aptos para todo el mundo, pero antes que él también es cierto que hubo muchos otros prototipos, precursores que intentaron, con más o menos suerte, realizar vehículos que fueran capaces de moverse con soltura tanto en el agua com oen el asfalto.

Baulig Land-Wasser-Auto
Los primeros intentos para producir un coche que también pudiera desenvolverse en el agua fueron a principios del siglo XX. Sin embargo, no fue hasta bien entrado el siglo, en la década de los 30, cuando florecieron realmente los primeros proyectos. Quizá ahora nos sorprenda que hace más de 80 años se consiguiera recorrer importantes distancias en un coche anfibio, pero así fue. En 1934, un coche alemán, Baulig Land-Wasser-Auto, logró cruzar el Canal de la Mancha sin problema alguno.

Y, por supuesto, no se puede olvidar el Amphicar, probabemente el coche anfibio más exitoso de la historia. Fue otro de los que logró cruzar el canal de la Mancha y se fabricó masivamente en los años 60. Podía alcanzar los 110 km/h por carretera y 13 km/h en el agua. Se calcula que llegó a vender alrededor de 4.000 unidades, lo cual es todo un logro para la época (ya lo sería en la actualidad).

Rinspeed Splash
Si ya venimos a tiempos más modernos, tenemos bastantes más ejemplos de coches anfibios que ya resultan bastante exitosos, tanto o caso tanto como el Squbo. Uno de ellos es el Rinspeed Splash. Este modelo fue fabricado en 2004 y presentado en el Salón de Ginebra de aquel año. Sin embargo, nunca llegó a fabricarse para ser comercializado. Y lo cierto es que tenía buena pinta y muy buenas prestaciones. Alcanzaba los 200 km/h sobre el asfalto y los 45 nudos en el agua.

La verdad es que el Squbo es un paso adelante más, y seguro que muchos más están por venir en el campo de los coches anfibios.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos